miércoles, 23 de abril de 2008

Y más de la ley de dependencia.....

En todo el tiempo que ha pasado desde que se aprobó la ley, hemos podido comprobar cómo a cada paso que se deba en la aplicación, improvisaban. Pero llega un momento que tanta improvisación se convierte en una maraña que no sabes traspasar.

Cuando recibimos la resolución de Dani, las horas de asistencia personal estaban mal ajustadas...pero no había problemas pues según la Junta de Andalucía bastaba con una intensificación de horas por parte de servicios comunitarios. Muy fácil parecía todo, pero como esta vez no iba a ser distinto que en otras ocasiones todo se complica.

La primera complicación: Dani tiene otro trabajador social distinto al que hizo el PIA, por lo que no tiene ni idea de por dónde tirar. Tuvimos reunión con él y parecía que no iba a haber problemas.

Nos llama ayer. Le dicen desde la Junta que revisión de PIA, tras tres meses. O sea, dentro de tres meses revisión, mientras lo hacen y lo aprueba la Junta ha pasado otro año fijo. Nos negamos. Ha sido un error de ellos al hacer el PIA, por lo que Dani no tiene que pagar las consecuencias. Me dice que él tampoco ha hecho el PIA y que le están viniendo un montón de problemas... a punto estuve de contarle mis problemas en mi trabajo y así nos desahogábamos mutuamente...

Llamamos a la trabajadora social que hizo el PIA. Nos confirma que depende de con quien hablen de la Junta les dice una cosa u otra. Un caos total. Me devuelve la llamada y como ni ellos saben por dónde tirar me dice que probemos nosotros a llamar.

Llamada a la Junta. Les explico la situación. Lo primero que me dice es que recurra la resolución de ellos. Con paciencia le hago entender que si hago eso, lo que ellos me van a contestar es que ellos han aprobado lo que decía el PIA y entre tanto pasarán no sé cuantos meses. Que no tengo nada que reclamarle a ellos (la Junta de Andalucía), que quería que me explicara cómo podemos solucionar el tema de las horas. "Pregúntele a su trabajador social", me dice. Es lo primero que hemos hecho pero no saben.... Pues habrá que revisar el PIA, dice. Vale...¿y cómo lo hacemos?, le pregunto. Silencio. " Es que ahora estamos haciendo el protocolo de revisión...no sabemos cómo lo vamos a hacer"... ¿Y qué hacemos nosotros?, le vuelvo a preguntar. Pueden decirle al trabajador social que mande una revisión de PIA y ya vemos nosotros qué hacemos, contesta. ¿qué quiere decir ya veremos qué hacemos?, vuelvo a preguntar. Que veremos si lo admitimos, si tiene que pasar un plazo, si se puede revisar....

Un sin sentido... Nos dice hacedlo por si acaso, más o menos. Una ley que se aplica a trompicones, y en medio nosotros. Llega un momento que sientes tal impotencia que llegas a pensar que es imposible desenredar esa maraña... Nadie sabe nada...todo se improvisa... ¿no sabían de antemano que llegarían las revisiones de PIAS?...

Finalmente alguien del foro nos ayudó a salir de este no saber qué hacer. Haremos un escrito a la consejera de Bienestar social, le contaremos nuestra situación y que nos diga cuáles son los pasos a seguir.

1 comentario:

cesar dijo...

ánimo que esto se soluciona rápido.