lunes, 14 de diciembre de 2009

Cuando se rompen los esquemas.... todo se complica

Cuando se tiene un hijo con diversidad funcional todas las situaciones de la vida se complican un poco más que a lo demás. Aunque hay situaciones que nunca esperas que vayan a ser como son cuando llegan.

Los medios de comunicación nos bombardean con algo que está al orden del día, los divorcios. No sé cuántos al día...

Nunca me había planteado qué pasaría en esa situción pues como en todo siempre piensas que eso le pasa a los demás no a tí...

También me llegó a mí. Va a hacer un año, y me he decidido a escribir no porque tenga mucho interés en que se sepa de mi vida familiar sino porque algo tan cotidiano, cuando hay un hijo con diverdsidad funcional y qal que hay que vigilar 24 horas, todo se complica mucho.

Cuando va a hacer casi un año, es cuando soy consciente de que hasta para divorciarse es más complicado todo.

Ha sido un divorcio inesperado, rápido que los niños no esperaban.

Como en todos los divorcios, con o sin hijos con diversidad funcional, los niños se llevan la peor parte... Pero también como en todas las situaciones el más perjudicado es el hijo con diversidad funcional, y más en el caso de Dani cuya diversidad le hace no comprender muchas cosas.

Nunca me imaginé que quedarme con la custodia supondría tanto. No renunciaría a pesar de todo, pero sí que la vida se ha complicado.

Dani necesita una vida estable, con sus anticipaciones, sin demasiados cambios... ¿Cómo se compatibiliza eso con salir dos tardes de su casa, un fin de semana sí y otro no y la mitad de las vacaciones?. Es difícil, y el resultado es un retroceso en Dani.

La solución no es que no salga, pues Dani necesita de su padre, además de mis necesidades como persona de tener un respiro de niños.

La solución vuelve a ser los apoyos que él necesita. Hemos pasado de cuatro ojos que vigilaban a Dani a dos, que lo vigilan a él pero también atiende a su hermana. Y esto sumado a que a los problemas de conductas de Dani han aumentado.

Hay dias agotadores. Actividades que ya no podemos hacer los tres juntos, como ir en coche, pues ha aprendido a quitarse el cinturón y de pronto me lo encuentro en mi cuello, y no hay una persona que pueda volverselo a poner y hacer que se siente.

Así muuuchas situaciones... y esto me lleva otra vez a la asistencia personal. Las horas que tenía adjudicadas Dani y eran suficientes, de pronto no lo son. Dani necesita ahora más asistencia personal, simplemente porque ha variado la familia. Porque si una persona ( yo en este caso) tengo que estar dedicada a atender a Dani la mayor parte del tiempo, ¿qué lugar vuelve a ocupar Noe?.

De hecho, es la primera vez que Noe siente y transforma esa tención que le doy a Dani, en que quiero más a Dani que a ella... es duro que tu hija diga eso.

En fin, que hasta para lo que está tan de moda hoy, divorciarse, en nuestro caso se hace bastante complicado...

Más vale que os lo penséis dos veces :-))))))

4 comentarios:

Jesús García dijo...

Si, todo el mundo debiéramos pensarlo todo antes. Además, los hombres, no se ni cómo ni por qué, siempre lo tenemos más fácil.

Anónimo dijo...

Pedagógico, muy pedagógico... una reflexión esclarecedora. Gracias.
Ánimo Mariola!
A.

MamideGlori dijo...

Es delicado el tema que tocas. Las decisiones que tomamos no sólo afectan a nuestras vidas, también a las de nuestros hijos. ¿Realmente mejora la vida de todos? ¿Qué grado de responsabilidad tiene un padre o una madre de un hijo con diversidad funcional?Debería ser el mismo que el de cualquier otro padre o madre, , pero en la realidad nos encontramos con que es mucho mayor. Más Asistencia Personal para Dani. Y sin entrar en tu caso personal,lo cierto es que tampoco las estadísticas son iguales. Hay más divorcios en las familias que tienen hijos con diversidad funcional. Puede que eso también sea un punto de reflexión.
Es una entrada muy valiente.

Anónimo dijo...

Buenos días Mariola y felices fiestas (Al menos intentémoslo).

Mi caso de alguna forma es cercano al tuyo,por lo que te entiendo perfectamente.

Estoy en situación de divorcio y como tú tengo dos peques; ambos difíciles de llevar pues, no nos engañemos cada uno con determinados problemas y como desgraciadamente sucede en nuestro "paradisiaco" país sin ayuda alguna, por lo que el día a díaa se hace más costoso, agotador y a veces frustrante.
El hecho del divorcio, aunque se pueda interpretar nocivo para los hijos, quizás disienta contigo en eso, pues es absurdo convivir cuando determinadas aptitudes o actitudes chocan en la pareja, lo que seguramente constituya un caldo de cultivo no demasiado ecológico para los niños.
Está claro que los hijos necesitan a ambos ascendientes, pero quizás sea más nocivo que esa pareja incurra en el error de atarse por vida si no hay consensos, diálogos y aproximaciones y encuentros positivos, ya que finalmente esa falta de comunicación y afecto se nota en el aire y poluciona la vida familiar.
Sí está claro que los niños sin la unión afectiva de los padres están en franca desventaja; más aún cuando sufren alguna diversidad funcional. Y digo sufren porque, ellos, junto con suis familias están en situación de desamparo institucional, pues como sabes las ayudas son mínimas e irrisorias cuando las hay.
Por otra parte la carga de quien tiene la custodia de los hijos es sumamente muy elevada con respecto a quien sólo los disfruta en fines de semana y temporadas de vacaciones pero es el precio que hay que pagar por tener a estos "enanitos" maravillosos que poseemos, aunque a veces nos saquen de quicio o nos hagan llorar en silencio y donde, como muy bien dices, se tiene un riesgo añadido: el tener que dar tanto tiempo a quien está afectado por una diversidad funcional no sólo nos quita el poco tiempo del que disponemos, sino lo peor se lo suprimimos a hermanos/as que tambíén se sienten desplazados y a veces cansados y poco atendidos.

Un fuerte abrazo y mucho ánimo y fuerza para seguir en esta senda bastante compleja pero que hay que llevar a buen término por esos niños hermosos.

Manuel, padre de Silvia y Daniel

PD: Te he escrito varias veces a tu correo, pero desconozco si te llegaron ya que no he tenido respuestas. Por favor si lees esto ponte en contacto conmigo. Felices fiestas Mariola