domingo, 7 de febrero de 2010

CON LOS APOYOS, PERO DISCRIMINADO Y CON TRATO DEGRADANTE

Hasta el día de hoy Daniel cuenta con un monitor de apoyo que le hace posible estar en un aula ordinaria con los niños de su edad.

Daniel tiene autismo, y eso llevado a la práctica significa que tiene un gran problema de comunicación, grandes dificultades para relacionarse y grandes problemas de adaptación.

Los cursos de Daniel suelen empezar todos igual: con un proceso de adaptación que suele durar desde Septiembre a Diciembre, tanto por su parte como de la monitora encargada de trabajar con él, por lo que su curso podríamos decir que empieza en Enero.
El jueves 4 de Febrero de 2010, recibo una llamada por parte de la profesora de mi hijo. Han cambiado a la monitora, mejor dicho, estaban en el cambio, puesto que la que iba a ser la monitora definitiva no llegó hasta el viernes. Pregunto que cómo que no nos han dicho nada, que no podía ser que eso hubiese sido de un día para otro, y la contestación es que hasta que no ha sido “oficial” pues nada.

Daniel ya tiene el curso perdido, pues tiene que empezar otro periodo de adaptación, tanto él como la nueva monitora, pero no es eso lo que más me indigna, no. Lo que me indigna es el trato que le han dado a mi hijo. Tiene los recursos pero le dan un trato discriminatorio y degradante.

Se han cometido graves “errores”. El primero y mas grave es que esto no hubiera ocurrido si Daniel se comunicara, pues el primer día en que faltó la monitora nos hubiéramos enterado por él, por tanto se han aprovechado de la desventaja de mi hijo. Para mí, y según entiendo la Convención de los derechos de las personas con discapacidad, a mi hijo la han dado un trato degradante.

Si en un aula ordinaria va a haber un cambio definitivo del profesor de la misma, reúnen a los padres y se lo comunican antes de que esto suceda, pues saben que los alumnos irán a sus casas y lo contarán. Con Dani esperan a hacerlo oficial porque la información solo nos pueden llegar a través de sus educadores. Este trato distinto que han hecho, para mi, y a la luz de la Convención, es discriminación.

El segundo “error” es la razón por la que han escondido información. Aún sabiendo del cambio, han esperado a que todo este hecho para comunicarlo a los padres, simplemente porque sabían que los padres exigiríamos que ese cambio en el recurso tan fundamental para estos niños, se hiciera de forma progresiva y con una adaptación. Es decir, que la nueva monitora hubiera estado el tiempo necesario contratada junto a la otra para conocer a los niños y saber cómo y qué trabajo se está haciendo. Pero eso cuesta dinero, así que fue mejor aprovecharse de la diversidad de ellos y no decir nada. Esto me hace pensar que la discriminación y el trato degradante no dependen de los recursos asignados, sino de la mentalidad. Y es el Estado quien debe velar porque se produzca ese cambio de mentalidad, según el artículo 8 de la Convención que dice:

Artículo 8
Toma de conciencia
1. Los Estados Partes se comprometen a adoptar medidas inmediatas,

b) Luchar contra los estereotipos, los prejuicios y las prácticas nocivas
respecto de las personas con discapacidad, incluidos los que se basan en el
género o la edad, en todos los ámbitos de la vida;

Dani tiene el recurso, sí, nadie lo niega, pero lo han discriminado, han pisoteado su dignidad y se han aprovechado de su desventaja. Y lo peor, he perdido la confianza en las personas que se encargan de la educación de mi hijo, porque me han demostrado que ellos deciden qué información debe llegarme y cuál no…

Puede ser que no conozcan que existe la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad, de la que se han saltado algunos artículos:

El Articulo 8, en el punto 2 b) dice:

“Fomentar en todos los niveles del sistema educativo, incluso entre
todos los niños y las niñas desde una edad temprana, una actitud de respeto de
los derechos de las personas con discapacidad…”

¿Puede fomentarlo quien no los respeta?

Y el articulo 7 Niños y niñas con discapacidad en su punto 2 dice:

“En todas las actividades relacionadas con los niños y las niñas con
discapacidad, una consideración primordial será la protección del interés
superior del niño.”

No se ha respetado el interés de Daniel, pues han ocultado información para no hacer una adaptación al cambio de monitor.

El Artículo 24 Educación, en el punto 1 y 1 a) dice:

“1. Los Estados Partes reconocen el derecho de las personas con discapacidad
a la educación. Con miras a hacer efectivo este derecho sin discriminación y
sobre la base de la igualdad de oportunidades, los Estados Partes asegurarán un
sistema de educación inclusivo a todos los niveles así como la enseñanza a lo
largo de la vida, con miras a:

a) Desarrollar plenamente el potencial humano y el sentido de la
dignidad y la autoestima y reforzar el respeto por los derechos humanos, las
libertades fundamentales y la diversidad humana;”

¿Cómo pueden desarrollar el sentido de la dignidad las mismas personas que le quitan la dignidad?

Hace unos días el ministro de Educación afirmaba que la educación inclusiva dependía de la financiación. No. La discriminación no está sólo en los recursos. Daniel los tiene y sigue estando discriminado. La discriminación esta en la percepción que se tiene de la diferencia, de la diversidad. A mi hijo le han discriminado de esta forma tan lamentable y no es cuestión de dinero es de dignidad. En definitiva, de mentalidad.

6 comentarios:

ANA dijo...

no sabía que tenías un blog, Mariola.
Te agrego, ya!
Un beso y sigue luchando

No me gusta quien discrimina, quien aleja, quien separa, quien distingue, quien rechaza y, sobre todo, quien niega no hacerlo y lo hace.

I love you!

Anónimo dijo...

Aunque ya comentado en el FVI, te lo vuelvo a poner aquí, porque sé que este blog es parada obligada para muchas familias de afectados y gente que busca la verdadera inclusión y diversidad. Un abrazo Mariola para tí y Dani

"La mentalidad de la que hablas, Mariola, es en definitiva la cultura de la igualdad y la diversidad, la educación en verdaderos valores y esa está viuda en este país de ilusionismo y de globos sonda, donde desgraciadamente lo que importa es el envoltorio, no el contenido. Nuestro país dicen que es la novena potencia, por tanto primermundista, pero yo me pregunto, ¿en qué? Pobre impresión y gran decepción para los que sufrimos este impacto emocional y de aprendizajes en niños con deshabilidades institucionales, que lejos de ser incorporados a la sociedad, los relega a una incomunicación mucho más cruel y despiadada que la que ya, de por sí le ofrece su patología concreta. Es el tunel impermeable e intocable del sistema educativo, que con tanto oscurantismo reniega de la diversidad porque no está preparada y porque sabe que, como la sociedad cínica que nos ha tocado lidiar, se incomoda con los parias sociales, en este caso niños con espectro autista y de comunicación social. Lamentablemente no hay barrera más excluyente que la soledad de quien no es atendido en su déficit de comunicación y esa incomunicación, ese vacío y soledad se acrecienta cual fagocito, sabiéndose que las víctimas no pueden defenderse verbalmente ni empáticamente, ya que las herramientas que se le debiesen dar no son válidas ni constantes. Resultado final: involución de los afectados y un gran desasosiego e impotencia de los verdaderamente cercanos.
Mientras tanto nuestros abductores saldrán a la palestra con grandes mensajes, con grandes caramelos de papel dorado y multicolor; eso sí, el dulce, el contenido seguirá vano.

¡ QUÉ MIERDA DE ADMINISTRADORES, DE FALSOS GARANTES. ASÍ NOS VA!

Manuel, padre cabreado con el involucionismo de este tétrico país

mariagloria dijo...

Es malo la discriminacion para la sociedad en todos los sentidos, normales ,diferentes, ricos, pobres,..... y alguna vez vamos a ganar la batalla


te agrego en el blog de mi nieta, muy linda entrada

mamiago dijo...

Tienes razón, pero yo sería más positiva. A pesar de que los cambios llevan un periodo de adaptación, desde mi experiencia, todos los cambios que ha tenido mi hijo Iago siempre fueron buenos, (salvando el periodo de adaptación) pues cada profesional nuevo ha aportado algo distinto y necesario. Sé que es un trabajo extra añadido, pero seguro que puede con todo!!! Un besito para Daniel.

Rafael Luque dijo...

Hola Mariola y todos. Es realmente indignante que se haga esto con un niño con autismo o con cualquier otra discapacidad. Se están riendo de nosotros, vulneran constantemente nuestros derechos, no tienen en cuenta que somos personas como todo el mundo. Y esto, además de ser indignante, debería tener solución. Pero ¿Cuándo llegará esa solución, si es que llega?

Rafa.

Chenchu dijo...

Hola,por casualidad entre a vuestro blog,me queda muchas entradas por leer ,pero me gusta muchisimo.Ademas me resulta familiar el dia 28 de Octubre fui al Hospital sanix de malaga con mi niña para las pruebas del neuropediatra y me resultaron familiar sus fotos,creo que ese mismo dia les vi alli....casualidad o no.Me gustaria seguir su blog pero no encuentro como un saludo.